Logo 20x14 transparent

Mié27Sep2017

Similitudes entre el Counselling y la Arteterapia

Al realizar la prueba piloto en el Hospital de Terrassa e investigar sobre la teoría y la práctica de ambas disciplinas, podemos decir desde la experiencia que es una muy buena praxis poder complementar dos metodologías diferentes, pero en muy buena sintonía y con grandes similitudes. Una sinergia y complementariedad entorno el Counselling y las terapias relacionadas con el arte que solo hace que sumar entre ellos, nunca restar.

Hay una similitud muy clara entre las dos disciplinas, ya que ambas trabajan a través de metáforas. Una herramienta muy útil y gráfica que convierte al usuario en espectador de su propia historia y le permite opinar de forma objetiva sobre su problema. Es menos doloroso y más fácil de comunicar, ya que decir aquello que duele de forma sencilla y caricaturizándolo es muy poderoso. Por otro lado, el entorno es muy importante en ambas también. Las dos deben cuidar el espacio, la superficie, cualquier sitio dónde el otro se encuentre a gusto. Pero en ambos casos el profesional intentará recrear un escenario que promueva y fomente el vínculo, la tranquilidad, calidez, comodidad, intimidad, cercanía…

El Counselling y el arte-terapia también comparten la confrontación. Moreno A. (2010) explica que saber que creemos exige que nos confrontemos con nosotros mismos, con nuestros miedos, con nuestra resistencia al cambio. Y parece casi una definición que se podría haber dicho des del Counselling. Pero en los dos casos, se respeta el ritmo de la persona, se centra en ella y en que sea el momento para poder utilizarla.Crear un vinculo con el Counsellor, así como con el terapeuta. Moreno A. (2014) cita que la relación entre el arte-terapeuta y el cliente tiene una gran importancia. Aparece la transferencia y la contratransferencia. Depende también de la orientación del profesional, esta se tendrá más o menos en cuenta y se verbalizara más o menos.

También se asemejan los desarrollos de las sesiones. Que se componen con una bienvenida, presentación de sus miembros, explicación de los objetivos, reglas, recapitulación de sesiones anteriores. Entre medio en el ámbito de arteterapia se lleva a cabo la actividad y en el Counselling el dialogo. Pero en los dos casos se acaba con una reflexión, resumen, discusión y comentarios sobre la sesión (cerrando de algún modo).

529834 10150833719224015 1209416620 n

Otra similitud es la de abordar el recuerdo. Botton A. y Armstrong J. (2014:p.8) citan que somos malos para recordar cosas. Resulta inquietante que nuestras mentes sean capaces de perder información importante, tanto factual como sensorial. Escribir es la respuesta evidente a las consecuencias del olvido, el arte es la segunda. Para el Counselling es importante recordar, ya que en todas las fases, pero sobretodo en la de autexploración remueves recuerdos y en la de autocomprensión los asientas. Y en el arte hasta proponen pueden proponer crear un texto o imagen para regalarle a otra persona y de este modo recordarlo… 

También comparten modo de abordar las emociones primarias, la tristeza, la rabia, la alegria… ya que el autor nos habla de sufrir de manera más exitosa. Botton A. y Armstrong J. (2014:p.26) se refieren a que el discurso de la sociedad suele ser alegre y animado: cuando confiesas un problema, la gente no tarda en buscar una solución y señalarnos una mejor opción. Pero citan a Richard Serra que en su obra no niega los problemas ni nos dice que nos animemos. Dice que la tristeza esta escrita en el contrato de la vida. Declara la normalidad de la tristeza y eso se asemeja a cuando el Counselling acepta incondicionalmente y normaliza aquello que al otro le ocurre. También el autor nos habla de que las cosas tristes a veces se hacen peores porque sentimos que las sufrimos solos… así que acompañarlas des de un profesional o des de la expresión social del arte puede ser una gran herramienta. 

Y por último, una similitud indiscutible es la de trabajar el autoconocimiento, ya que el Counselling le dedica dos fases de tres. En explorarse y comprenderse. Así cómo los autores arteterapéuticos Botton A. y Armstrong J. (2014:p.44) hablan de que no somos transparentes con nosotros mismos. Tenemos intuiciones, sospechas, corazonadas, reflexiones vagas y emociones extrañamente encontradas, que se resisten a una definición simple. Tenemos estados de ánimo pero realmente no los conocemos… Por eso a veces el arte nos representa aquello inconsciente y objetiviza lo que sentimos (lo visualizamos en un papel o en una carta). Del mismo modo que las reformulaciones, las reiteraciones o las dilucidaciones pueden mostrar al ayudado aquello que le haga conocerse y comprenderse un poco más.